15 de octubre de 2010

¿Qué hacer después?


Cuando abrimos las páginas de un nuevo libro nunca nos podemos llegar a imaginar lo que encontraremos dentro de él. Tal vez podemos hacernos una ligera idea, pero jamás daremos en el clavo. 

A veces hemos sido esclavos del primer sentido que a muchos nos lleva hasta él: la vista. Con una preciosa / hermosa / mona portada a la cuál no podemos resistirnos y la que queremos tener en nuestra estantería.
Algunas otras la curiosidad del mismo título que nos ha hecho darle la vuelta y leer su contraportada en la que habitualmente encontramos la sinopsis, el factor decisivo si ese libro parece valer la pena o no (cada cuál con su criterio). Y alguna otra vez somos presos de alguna reseña que encontramos por el mundo blogueril de algún@ compañer@ nuestr@.  PERO nunca, nunca, nunca, jamás, sabremos lo que el libro nos esconde hasta empezar con su primera página y terminar con la última del mismo y saber que experimentamos junto a él. ¿Tal vez alegría o diversión? ¿Tristeza y dolor? o ¿amor y pasión?

Pocas veces (al menos hablando de mí) el autor o la autora consigue meterme de lleno en la historia y sentir como si yo fuera alguno de los personajes que la está viviendo. ¿No os ha ocurrido nunca que cuando algún personaje le traspasa una bala cualquier parte de su cuerpo es como si esa parte fuera la vuestra e incluso sentís el dolor? ¿O quizá cuando se descubre un gran tesoro (aquell@s que seáis más aventurer@s) parece que lo estéis tocando con vuestras manos y viendo con vuestros ojos sintiendo esa misma ilusión? Y (sin dejarme a l@s romántic@s) ¿no os ocurre que cuando el chico o la chica de esa novela cargada de amor está besando a su pareja de turno, no sentís ese beso en vuestros labios?
Cuando me siento así, tan de lleno metida en la historia, cuando siento / veo / experimento lo que el/la que se esconde tras esas paginas nos relata y cuando empiezan a pasar las horas sin darme cuenta poniendo punto y final al libro, solo entonces, es cuando puedo decir que la novela es para quitarse el sombrero.

Ahora es cuando entramos en la parte por la que realmente he redactado este post y por la que voy a hablar por mi ya que es en la situación que me encuentro y en la que seguro que muchos de vosotros os habéis encontrado en algún momento. 
He encontrado un libro ESTUPENDO en el que me perdí entre sus páginas (echando la vista atrás me ha sabido igual o incluso mejor que la saga "Crepúsculo", por lo tanto lo he disfrutado como esa misma y ya es tiempo). He conocido a un personaje que me ha enamorado e hipnotizado cada rincón de mi ser (destronando a mi querido y hasta ahora imborrable Edward Cullen). he encontrado ese libro que me hace sentir / ver y incluso hasta oler aquello que nos es descrito. Para mi ha sido, sin duda, una gran obra muy difícil de olvidar y entre la que seguro me perderé una y otra vez.

Entonces viene mi momento difícil: ¿Qué hacer en este momento que estamos en una alta nube subidos y tenemos ese temor de que el libro que queremos comenzar no esté a la altura o por muy bueno que sea nos decepcione y caer de golpe a tierra? ¿Qué hacer cuándo no queremos perder la esencia de ese libro cerrado ya y nos ha dejado tan maravillados? ¿Qué hacer cuando soñamos día y noche con ese personaje o ese amor vivido? ¿Qué hacer cuando esa obra ha llegado a su punto y final dejándonos con el amargo sabor de que se nos ha hecho corta y mil páginas más serían pocas? ¿Qué hacer cuando ese "más" no es posible?

Si alguien tiene alguna respuesta, por favor, que me la diga, ya que me encuentro con el pavor de comenzar otro libro (al cual le tengo muchísimas ganas) pero no quiero perder ni un solo punto de la que acabo de cerrar.
¿Locura? ¿Amor? ¿Desesperación? ¿Seré yo el único ser al que le haya pasado semejante cosa?

Pensemos en ese/a personaje que dejásteis atrás y que os arrancó más de un suspiro, más de una lágrima o aquel que os haya calado más hondo. ¿Como se supera? ¿Esa espina sigue ahí siempre? ¿Qué hacer después? ¿Qué libro escoger que no me arrastre por la corriente que llaman "defraudado"?

En fin, para l@s curios@s que hayáis aguantado el rollo y tacharme de loca o darme la razón pinchad aquí para saber la causa de mi... ¿sana? locura. 

Y a ti, gracias. Sabes que J.S. lo tengo impreso en el alma y grabado a fuego en el corazón.

22 comentarios:

  1. Que bonito :) Te entiendo perfectamente, es verdad que cuando lees un libro genial, y luego lees otro muy malo, te sientes como si te hubieran vendido la moto :( ¡Pero siempre puedes releer ese fantástico libro!
    PD: Me muero de ganas de leer La Isla del dhaphiro :D

    ResponderEliminar
  2. Pues si que te ha gustado el libro si xD

    ResponderEliminar
  3. Jejeje tengo ganas de conocer al Jayden universitario :D

    Es bonito cuando un libro te hace sentir todas esas cosas. Yo ahora también estoy en estado de shock con el que me he leído...

    Un besazo guapaaa

    ResponderEliminar
  4. :)
    Muy bonito lo que has dejado caer por aqui ^^

    Beso
    Parisino(h)

    ResponderEliminar
  5. ¡oooh, pero qué cosa más bonita de entrada! Estoy segura de que la mayoría nos hemos sentido como tú.
    Cuando encontramos un libro que nos engancha, del que disfrutamos, del que los personajes se hacen parte de nosotros...no queremos que acabe y cuando acaba sentimos vacío. ¡Ooooh, qué sensación más familiar! :)

    Me alegra que hayas disfrutado del libro.

    muá

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito!

    Desde luego que no eres la única que se ha sentido así.
    La verdad, es que yo sólo lo he sentido en dos momentos: cuando terminé Crepúsculo y recientemente con Sinsajo. De hecho, acabé Sinsajo y pasé unas semanas sin leer nada por temor a que lo que empezara después no fuera suficientemente bueno, y así fue.

    ¿Ha destronado a Edward Cullen? O_O Edward sigue en mi trono...umm creo que voy a tener que conocer a ese chico xD

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No tengo respuesta para tu pregunta... lo cierto es que yo me he sentido así muchas veces, muchísimas! Y no sólo con libros, también con mangas, series de televisión, películas... pero sobre todo, con libros. Obsesionada después de leerlos, los vuelvo a abrir y recupero pasajes que me tocaron, sueño con los personajes, recuerdo las conversaciones en el trabajo, en el autobús... es una locura, la verdad, aunque por suerte se va apagando con el tiempo. Hasta que encuentras otro así, porque lo encuentras siempre!! Así que invito a que alguien nos responda... cómo lo combatís??? :p

    ResponderEliminar
  8. Todo aquel o aquella que ama leer se ha sentido asi alguna vez, y al leer la ultima palabra tenemos una sensación similar a la despedida de un ser querido porque hemos llegado a considerar los personajes como parte de nuestras vidas durantes esas horas de lecturas. POr desgracia no hay receta para mantener ese maravilloso sabor de boca, solo queda tirarse de cabeza en la siguiente novela y (al menos yo) pasado un tiempo vuelvo a releer esa historia. Incluso, cuando la encuentro en audio libro la escucho y la vivo de otra manera. Es otra experiencia.

    Muy bueno tu entrada.

    Un saludo, y feliz fin de semana.

    Maribel.

    ResponderEliminar
  9. A mi me han pasado muy pocas veces pero la verdad es que si :D

    Wow! Te comprendo muy bien :D

    ResponderEliminar
  10. Ay churry, qué texto tan bonitooouuuu
    Cómo lo amas eeeeh jajaja

    Tengo ganas de conocer a Jay yo también, jups
    (y no seas tan posesiva, caray :P)

    Un besoteee ^3^

    ResponderEliminar
  11. Te entiendo perfectamente, elfi.
    Me pasó lo mismo cuando supe que la saga Crepúsculo llegaba a su fin.
    ¿Qué iba a ser de mi? ¿Cómo iba yo a superarlo?
    La verdad es que en esos momentos no encuentras "consuelo". Vas por los rincones de tu casa como alma en pena (xD). Lo mismito que me va a pasar a mi con el internado como me lo permita jajajajaja

    ¿Sabes a quiénes encontré después de Edward? Jace y Patch. Patch y Jace. Sin dejar a Peeta y a Christian de lado.
    No son historias iguales, ni mucho menos, pero vuelves a sentir con ellas ^-^

    Así que, ya sabes. En estos casos la cosa es "un clavo quita a otro clavo" ;)

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  12. Qué mensaje más bonito! seguro que Dianna se va a poner loca de contenta =)
    La verdad es que he sentido eso que sientes tú pocas veces. Ha habido libros que me han encantado, que me ha hecho desear no terminarlos nunca (el más reciente, Canciones para Paula) pero pocos son los que me han dejado esa amargura de decir: ¿por qué se acabó? ya no habrá más... o de tener miedo a coger otro libro por miedo a olvidar este... eso me pasó con HP y con Crepúsculo.
    Ahora, leerás más libros e irás olvidando poco a poco. Te quedará la sensación de decir: este libro fue especial... pero, por desgracia, se acabó.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado preciosa la entrada y como ha dicho Maribel yo creo que todo aquel que ama leer ha pasado a veces por esa situación :)
    Yo con la novela romántica adulta he pasado por eso, y se de antemano que el libro que viene a continuación no va a cumplir mis espectativas, así que o me tomo unos días de relax en cuanto a la lectura o busco algún libro muy sencillo que no tenga que comerme mucho la cabeza.

    un beso!
    Dácil

    ResponderEliminar
  14. Te entiendo, te comprendo, y me ha pasado más de una vez (y recientes algunas de ellas). Al terminar te deja como un "vacío" y es dificil de volver a llenar, como cuando te despides de alguién especial y no sabes cuando vas a volver a verlo y eres de consciente de antemano que lo vas a echar de menos. Algo así, o al menos es lo que me pasa a mí. Por suerte hay muchos libros buenos qué seguro te volverán a conquistar y además, siempre vas a tener esos ahí esperandote para que te pierdas en sus páginas de nuevo ;) (por cierto, creo que con tu entrada me has terminado de dar el empujoncito, tengo que conocer a ese chico que tan loca te trae *_*).

    besitos!!

    PD. Alice Cullen que te he leído por ahí, ejem ejem, ya sabes lo que te tengo que decir sobre ejem ejem ¬¬ xD.

    ResponderEliminar
  15. *0* ¡Qué texto más precioso, Alice! Espero poder yo enamorarme tanto como tú de él ^^

    Un besazo y espero que no me decepcione =)

    ResponderEliminar
  16. Es, para mi, una sensación bastante familiar.
    Los libros han sido siempre parte de mi, y tengo una facilidad innata para perderme entre las letras de un libro. Y hay veces, cuando termino uno que me ha encantado, que no puedo olvidar esa historia. Por eso apunto páginas, frases, etc. para recordar, de vez en cuando, ese libro queme hizo soñar.
    Tengo ganas de leer tu reseña, y ver si me animo a leer esos libros :D

    ResponderEliminar
  17. Sabía que mi comentario no te pasaría desapercibido, Anabel xD
    La "eterna lucha" jajajaja

    ResponderEliminar
  18. Qué chulo te ha quedado *_* La isla del daphiro!!!! :D
    Besote!!

    ResponderEliminar
  19. Cuando me siento así con un libro no lo olvido por mucho que empiece otros *O*
    Eso sí, creo que es mejor que mientras esas sensaciones estén tan recientes busques algo ligero; de esa forma no te decepcionará un libro que te apetece y que de haber leído en otro momento te gustaría, pero que por leer después de éste y no ser tan bueno no te ha llegado como debiera ^^

    Ya nos contarás ;)

    ¡Un besote! =P

    ResponderEliminar
  20. Te ha quedado una entrada preciosa. Me alegra que Jay te haya cautivado hasta ese extremo. Es lo que pretendemos los autores.

    ResponderEliminar
  21. muy bonitas tus palabras... a mi cuando me pasa algo así prefiero tomarme unos días antes de empezar con otro libro para saborear un poco más todas esas sensaciones que me ha dejado ese libro maravilloso *_* a veces la gente lee un libro tras de otro seguidos y no se para un momento a recapazitar, a pensar, a disfrutar de ese momento mágico...
    ser una buena lectora, no es leerse 30 libros en un mes, ser una buena lectora es saborear las historias y perderse en ellas y saber disfrutarlas...
    besos

    ResponderEliminar
  22. Hola!! Es la primer entrada que leo en tu blog y me ha encantado!
    Claro que me ha pasado, historias que al cerrar el libro miras a tu alrededor y te cuesta entender en donde te encuentras. A mi me pasaba de viajar a Hogwarts y al cerrar el libro no entender por qué la gente no llevaba capas a mi alrededor, jeje. Mis recomendaciones son dos, una es similar a la que hicieron vari@s: esperar unos días y leerte un libro que nada que ver,cambia de género,lee un libro que te regalaron o que ganaste en un concurso y que no le tienes confianza, cosa que si te falla lo puedes culpar tranquila. La segunda es que le dediques a este libro especial que te ha gustado, un lindo lugar en la biblioteca (o estante, o balda), yo suelo pasar la mano por los lomos de los libros que extraño cada vez que me acerco a dejarles otro "compañero", y tengo estanterías de "primera" y de "segunda", lugares privilegiados y cada vecino nuevo es elegido con sumo cuidado.
    Me voy seguir viajando por tu blog, besos!!

    ResponderEliminar

Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios. ¡adoro leeros!, pero recordad:
1.- Ser respetuosos con los demás y con la admi del blog
2.- Cualquier comentario que contenga un enlace externo al blog (SPAM) siempre que no se requiera u ofensa, será automáticamente eliminado.

Gracias :)