19 de mayo de 2014

Como en un permanente café con pastas


La idea de arrastrar mi situación actual se ha hecho más patente durante casi un mes que hace apenas unos meses atrás.

Me siento como en una constante tarde, de esas que te sientas en el cómodo sofá de casa y una manta suave acaricia los pies. Una manta que aún estás algo rezagada de guardar en el armario porque algunas noches refresca y con la fina colcha de verano no tienes suficiente. 
Estoy con mi café en la mano, oliendo ese amargo aroma que empieza a inundar el salón y con unas galletitas de lo más ricas en un platito reposando. En la otra mano tengo el libro de turno, al que le tengo ganas, el que quiero leer pero cuando llevo diez minutos entre las páginas… parece que lleve tres horas. 

Últimamente me entretengo con las musarañas y el ritmo de lectura ha caído en picado. No sé si es la primavera, la culpa es enteramente mía, de que me siento estancada en lecturas o simplemente que mis problemas y calentamientos de cabeza se han multiplicado gracias a mi propio espacio, mi nuevo hogar. Esto de lidiar con la limpieza de mi nueva casa que me lleva mucho tiempo, el hacer números y soportar a vecinos nuevos va a ser taera complicada con la que espero asentarme poco a poco y que esta racha desaparezca de la misma forma que ha venido.
de la misma forma parece que lo que más logra entretenerme es la caja tonta, mis series y películas que es lo que me ayuda a desenchufarme de la vida diaria y desconectar del todo.

Por lo tanto las entradas como habréis visto durante un par de semanas atrás han sido algo distintas y más dosificadas a lo que estáis acontumbrados. Además que si no tiro de reseñas guardadas de libros anteriores esta sería una entrada que quizá hubiera llegado después de alguna otra en un espacio de tiempo mucho más lejano. 

Así que aquí estoy, con mi café en mano y mis galletas como un hábito permanente. Sin mucho apetito de leer pero a la vez con unas ganas locas. En cuanto las musarañas decidan despejar mi mente espero volver a mis hábitos, mis buenos hábitos y que eso se vea reflejado en el blog. Por ahora las entradas van a seguir el curso de estos días por lo que escribiré y leeré cuando pueda y tenga tiempo.

9 comentarios:

  1. Momentos así pasamos todas, por eso yo intento no darle mucha importancia. Es imposible marcar un ritmo constante con la lectura, al menos en mi caso es imposible... por diversas razones no leo tanto como antes, ni el tiempo que le dedico a la lectura me cunde tanto como antes. Por esa razón publico en el blog cuando las circunstancias me lo permiten, sin agobios ni presiones, sino cuando se de y cuando apetezca. A veces me gustaría llevar el blog más al día y publicar más, pero entonces dejaría de hacer otras cosas que también me importan.

    Ánimo y deja que las musarañas disfruten de ese café con pastas!! jajaja
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Todos pasamos por esas épocas. A lo mejor es que te falta un libro que te enganche desde el principio y así ir recuperando las ganas, al menos a mí me pasa. Sea como sea y lo que sea, muchos ánimos y seguro que te habituarás a tu nuevo hogar! Que envidia con el café y las galletas, sólo que lo cambiaría por un té! ;) Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa! es imposible llevar siempre un mismo ritmo, aveces hay cambios en nuestra vida que nos hace dedicar prácticamente todo el tiempo a ello y otras en las que por lo motivos que sean el ritmo baja y no hay las misma ganas de leer que antes. A mi de vez en cuando me visitan las mudarás y me llevo días y días sin leer, pero bueno como siempre digo, se lee por placer, sin agobios y ante todo hacer lo que en cada momento te apetezca y te pida el cuerpo. Un beso y espero que el nuevo cambio en tu vida te vaya genial, ya verás como te irás adaptando poco a poco. Y de vez en cuando que las musarañas te visiten no viene mal ;)

    Besos :*

    Besos :*

    ResponderEliminar
  4. Hola churri!
    Lo de las lecturas va por épocas, tu tranquila y no
    estés preocupada, ya recuperarás el ritmo, lo primero eres tu.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!!

    Te entiendo perfectamente, llevo un par de semanas igual. No sé si es por el calor, por las preocupaciones, o qué, pero el caso es que leer y el blog me están contando más esfuerzo del habitual. Supongo que es una racha, y que se me pasará. O eso espero, jajaja. Espero que vuelvas pronto, con ganas y energías renovadas ^^

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes guapa que las etapas de lecturas bajas pasarán.
    Fuera de eso muchas felicidades por tu nuevo hogar!

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa :)
    No te preocupes por esta etapa, creo que todas hemos pasado en algunos momentos por ellas. De vez en cuando nos viene bien descansar porque sino todo libro que cae en nuestras manos por buenos que sean tienden a no gustarnos nada de nada.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  8. Muy bien dicho, no hay que presionarse cuando no apetece leer. Así que no te preocupes, acomódate, relájate y ya vendrán días lectores mejores :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa,

    Ya sabes que entiendo muy bien este tipo de "horas bajas" en cuanto a lecturas. Tienes la cabeza en otras cosas, a mí me pasó hace nada, pero cuando menos te lo esperas te apetece volver a coger un libro y disfrutar de la lectura. Se necesita tiempo y ganas para leer, no te presiones, estas épocas también son positivas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios. ¡adoro leeros!, pero recordad:
1.- Ser respetuosos con los demás y con la admi del blog
2.- Cualquier comentario que contenga un enlace externo al blog (SPAM) siempre que no se requiera u ofensa, será automáticamente eliminado.

Gracias :)