4 de noviembre de 2014

Tuareg ~ Elena Garquin

Tuareg | Elena Garquin 

(Phoebe)
Género: Histórico
352 páginas
El Sáhara, 1890.

Cuando Beatriz Ayala vuelve en sí, después de estar a punto de morir en el desierto, tiene una sola idea en la cabeza: regresar a su hogar en España, del que fue brutalmente arrancada para ser vendida como esclava.

Nada ni nadie va a impedírselo. Ni siquiera Tahir Abdul-Azim, el poderoso líder tuareg que la ha salvado de las garras de la muerte, tan atractivo e imponente que despierta en ella un fulgurante deseo imposible de dominar.
Pero él no parece opinar lo mismo. Tahir vive para su pueblo, y está dispuesto a cualquier sacrificio por él. Sobre todo si ese sacrificio incluye hacerse cargo de una hermosa y testaruda mujer por la que se siente irremediablemente atraído. Consciente de que pertenecen a mundos totalmente opuestos, pero dispuesto a vencer su carácter obstinado para convertirse en el amo de toda su pasión, la acepta como huésped. Iniciarán así una aventura, en un paraje asolado por las luchas internas de poder y los efectos devastadores de la colonización, donde Beatriz será capaz de sortear toda clase de peligros, excepto uno: resistirse al oscuro embrujo del hombre que la protegerá con su vida, irrumpiendo con fuerza en su corazón.
Beatriz parecía tener una vida perfecta en España e iba a casarse con el hombre al que siempre había querido. Pero en el trayecto en el que Beatriz iba con su abuelo a la fiesta que su prometido había organizado para la petición de mano, el carro en el que iban es asaltado y nuestra protagonista es secuestrada y llevada Libia para ser vendida como esclava. 

Peor la vida de beatriz parece tomar un camino cada vez más oscuro ya que su amo, Arslan, un tuareg con muy poco alma, le propina tal paliza que casi se lleva la vida de nuestra protaonista por delante. En entonces cuando escapa del campamento en el que está y se adentra en pleno desierto prefieriendo morir de sed que a manos de ese salvaje. 

Es entonces cuando un hilillo de luz empieza a asomarse en la vida de Bea cuando Tahir, otro targuí aparece y la rescata sanándole las heridas y ofreciéndole un lugar en el que recuperarse, seguir en su Confederación hasta que terminen con su caravana anual y puedan dejarla en Alejandría y de vuelta a España. 

Lo que ninguno no sabía es que las cosas se iban a complicar mucho más de lo esperado, que Beatriz no le iba a poner nada fácil el asunto a Tahir y que lo mejor para situaciones desesperadas es tomar medidas desesperadas ya no sólo para proteger a esa mujer de las manos de Arslan cuando sepa que él la tiene en su poder, si no a todo el campamento que ahora está en riesgo continuo. 

- Gracias, Ojos Grises, por introducirte en mi vida para hacerla más emocionante si cabe - recitó.
- Hablo de un cumplido.
- ¿No es eso lo que acabo de hacer?
Beatriz frunció los labios, contrariada, observando como tahir se acariciaba la barba con gesto pensativo.
- Ah, un cumplido… - repitió, aclarándose la garganta-. Veamos: he vivido situaciones extremas que harían tambalear una civiliación al completo. Son un juego de niños al lado de lo que hoy he experimentado contigo. De lo que me has enseñado.
- Yo no…
Tahir alzó una mano.
- Aún no he terminado -terció-. También he padecido hambre, sed y toda una suerte de calamidades. He sido testigo de injusticias que quebrantarían la moral de cualquier hombre, pero nada es comparable a la fuerza empleada para mantenerme en mi sitio cuando tú estás cerca. 

Tuareg, como buena lectora que soy y que come con los ojos, quise leerlo en cuanto vi su portada. Además de que me resultó muy llamativa, el tema de los árabes no está muy trillado en la literatura romántica y poco he leído sobre eso. Además contamos con un incentivo como los tuareg, una comunidad que llamaba mi atención y de la que he encontrado información interesante en la novela por la investigación de Elena Garquin, ya que es palpable en todo momento y nos la transmite a lo largo de toda la novela, por lo que por esa parte me he encontrado saciada y contenta. 

La autora nos transporta al Sáhara de una forma sencilla y nos cuenta la historia de amor entre Tahir y Beatriz, una historia nada fácil si mezclamos las dos culturas tan diferentes, opuestas y con ideas tan dispares la una de la otra que es otro punto que llamaba mi atención del libro. Punto que me ha dejado conforme pero no del todo saciada.
Tahir es todo un árabe dominante y de sangre muy caliente tanto en el momento de estar con una mujer como en la pelea: letal, fiero, silencioso… Alguien que está acostumbrado a que todo el mundo se doblegue a sus deseos y órdenes y más que nada, una mujer. Pero para dejarnos con abanico en mano en algún que otro momento mostrará su carácter más bulnerable cuando Beatriz esté junto a él y sacará ese lado más sensible que tiene muy bien oculto. 
Por el lado opuesto tenemos a Beatriz que es toda una mujer que no se calla nada y peleará contra quien haga falta para salvar su vida. Una mujer valiente y luchadora que le plantará cara Tahir en más de una vez y se le enfrentará sin ningún miedo creado situaciones de lo más divertidas para el que está leyendo como para Tahir, que a la par que estos momentos le encantan, disfruta picando a la extranjera. Por lo que estas situaciones van a ser lo mejor de la novela. 

En este caso, la parte más floja para mí han sido los sentimientos, no en cuestiones narrativas ya que estaban perfectamente explicados, si no que he echado en falta una chispa, ese momento en el que revuelan las mariposas en el estómago. Me ha faltado "eso", el algo que no se puede explicar que pese a que los protagonistas te gusten y la novela esté bien llevada, la llama no fluye y no te llega completamente. 
No todo en el libro va a tirar del carro la trama romántica, si no que encontraremos momentos para indagar en la traición de alguien que se encuentra dentro de la Confederación, momentos para odiar mucho más a Arslan ese targuí ruin y miserable, momentos cargados de ternura entre las jaimas y otra de los grandes protagonistas de la novela como son los celos que junto con el romance harán que el final del libro sea explosivo, con alguna que otra sorpresa que no esperaba para nada. 

En resumen: Tuareg es un libro con el que pasar un buen reato, conocer mucho de la cultura tuareg que tan desconocida es para muchos y poder darle forma, divertirnos con las peleas de ambos protagonistas y sobretodo, encontraremos un desborde sensual por parte de Tahir que durará de la primera a la última página. ¿Quién podría resistirse a esos ojos azules penetrantes?

Con la colaboración de:

14 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro :D

    ResponderEliminar
  2. Hola! Tienes razón en lo de la portada, atrae mucho pero la sinopsis no termina de llamarme la atención así que de momento lo dejaré pasar. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  3. Pues tiene buena pinta, ¿eh? Igualmente a mí no termina de llamarme del todo, no lo descarto porque puede que en un futuro me de el venazo y lo compre -sobre todo porque a mí la romántica histórica me chifla-, pero por el momento lo dejo pasar.

    Un beso, Lisa ♥

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!

    Jo, la cantidad de reseñas que llevo leídas de este libro, ¡en dos semanas! XD Así es imposible que una se resista, jajaja.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa. El Romance historico me encanta, y el desierto me fascina. He leído unos cuantos libros como Sueños del desierto de Laura Kinsale, que por cierto es uno de mis libros favoritos. Sombras en el Desierto de Shannon Drake. Amarte es mi destino de Connie Brockway, amé este libro. Y La novia cautiva de Johanna Lindsey, pero este no me gusto tanto como los otros. Y unos cuantos que no recuerdo ahora los nombres.

    A ver cuando me pongo con este pues pinta bien y me gusto mucho tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Me encanta el lugar en que está ambientado esta novela, la tengo en la lista y espero que caiga pronto. Muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Oiga usté ♥
    Como sabes, me gustó bastante. Una lectura entretenida, que nos traslada a otro lugar y cultura. Tahir es un machote al que hay que hay que apreciar, juju. Me gustó, me gustó ^^

    ResponderEliminar
  8. La leo por encima que la voy a leer pronto y no quiero quiero ir con muchas ideas

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Pues muchas gracias por tu reseña, guapa!! Me alegro de que la hayas disfrutado. Besotes!!

    ResponderEliminar
  10. Es cierto que la portada es atractiva, esos ojos azules no pasan desapercibidos. Y también que el tema árabe no está muy explotado. Creo que podría disfrutar con ese pique entre los protagonistas, aunque es una pena que no te haya llegado del todo.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa!

    La verdad es que ya sabes todo lo que pensé de este libro y además comparto contigo en que le falta una poquita intensidad a los sentimientos pero por el resto si que me gustó muchísimo.
    Se me hace interesantes meterme en nuevas culturas y además no me esperaba la sorpresa de la autora sobre Tahir jaja

    Besotes precious!! ♥

    ResponderEliminar
  12. Pues coincido contigo en que la portada es un "léeme" instantáneo y el tema la verdad es que no está nada explotado, por eso me llama la atención. Pero si el tema de sentimientos no te ha acabado de llegar, de momento no creo que me anime a leerlo :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Si quieres disfrutar de una historia romántica en el mundo árabe te recomiendo Lo que dicen tus ojos de Florencia Bonelli.

    ResponderEliminar
  14. Se lo quiero regalar a mi madre para Reyes, que a ella todo ese mundo le encanta.. aunque igual al final me lo quedo yo jajaj :)
    un besito

    ResponderEliminar

Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios. ¡adoro leeros!, pero recordad:
1.- Ser respetuosos con los demás y con la admi del blog
2.- Cualquier comentario que contenga un enlace externo al blog (SPAM) siempre que no se requiera u ofensa, será automáticamente eliminado.

Gracias :)