27 de julio de 2015

Letras como nana


Ahora mismo eso es lo que son los libros para mí, mi nana de todas las noches. Parece ser que por muy cansada que esté o todo lo agotada que pueda llegar de un día largo y duro de trabajo, siempre tengo que terminar leyendo aunque sean un par de páginas del libro que tenga en mi mesita de noche. 

Son como un cálido abrazo nocturno, llegando en el momento perfecto y meciéndote para que poco a poco vayas cayendo en el dulce sueño. En cuanto me arremolino entre las almohadas de mi cama y disfruto de las páginas que esa noche me apetezcan hasta que empiezan a cerrárseme los ojos y decido dejar para mañana esa nana que llevo arrastrando tantas noches que ni recuerdo. Y esque en este tiempo un simple y sencillo libro puede durarme perfectamente una semana (y pico). Pero no me importa, es cuando más disfruto de la lectura y cuando más deseo coger ese libro y ponerme a leer, perderme entre sus páginas y sentir lo que sus personajes me transmitan en cada momento. SIn prisas y saboreando cada palabra que su autora ha ido plasmando en un papel en blanco. Quizá el verano es cuando más puedo llegar a sentir todo lo que los libros me dan y todo lo que recibo durante todo el año. Es como eso que dice de «no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes». Eso, justo eso es lo que me pasa en esta época; durante el frío parece que no sé disfrutar de ese placer hasta que en verano parece que me lo arranquen sin miramientos.

Mi libro, como os digo, es sin duda ahora mismo mi nana de buenas noches y un inmenso placer.
Hablando de nanas... creo que ya va siendo hora de ir recogiendo los bártulos, hacer algo ligero de cena y acurrucarme en ese fuerte abrazo plagado de letras. 

¿Y vosotros, qué estáis leyendo? ¿Cuándo disfrutáis más de los libros? ¿En la piscina o tal vez en la playa? ¿Dejáis la lectura para el frescor(?) de la noche?
¡Nos leemos!

3 comentarios:

  1. Buenas! ^^ pues me siento igual que tu....da igual a que hora llegue de casa o termine un libro, necesito leer algo, antes de dormir, es mi relajante, y si no leo no puedo dormir bien ^^
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa! yo es cierto que en verano es la época que menos leo y desde luego este verano de calor que llevamos es horrible y me da pereza no sé, me nota más floja, a parte que practicamente todos los días estoy en la piscina y haciendo otros cosas. Ayer mismo publiqué una entrada en mi blog que me voy de vacaciones hasta septiembre, necesito un relax y no me apetece nada ponerme a redactar en esta época. De todas formas no dejo de leer aunque sí menos. Ahora estoy con el primero de la The Selección, lo estoy leyendo en inglés y la verdad no es muy complicado, la autora tiene un estilo sencillo, espero terminarlo entre hoy y mañana, la ediciones me encantan y me he comprado el Set Box que viene con cuatros en una caja super monosa <3

    Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Bueno, en esta parte del continente es invierno *O*, y no sé por qué pero en invierno a mí se me hace más fácil leer porque hace frío y puedo recostarme con una manta y alguna bebida caliente. Ahora me acostumbré a leer apenas despierto, dejo mi libro al costado de mi cama y cuando despierto simplemente me pongo a leer :).
    Saludos!

    ResponderEliminar

Agradezco todos y cada uno de vuestros comentarios. ¡adoro leeros!, pero recordad:
1.- Ser respetuosos con los demás y con la admi del blog
2.- Cualquier comentario que contenga un enlace externo al blog (SPAM) siempre que no se requiera u ofensa, será automáticamente eliminado.

Gracias :)